top of page
Buscar
  • Foto del escritorJS Gabinet de Curiositats

SI ES DIFERENTE, DOS VECES BUENO...

En el mundo del interiorismo o decoración de interiores no existen las reglas, pero sí una idea de lo que queda "bien" o "mal". Y yo me pregunto, ¿ qué es el buen gusto?, ¿ qué es bonito o feo?, ¿ dónde están las reglas?

A menudo en nuestra profesión vemos casas realizadas por compañeros de profesión en las que todo está muy estudiado, correcto y en su sitio. No hay nada que "ensucie" esas coordinaciones tan en tendencia en el que el rey es el color topo, combinado con blanco, maderas y grises, amenizado con unos toques de color muy sutiles. Todo en su sitio...

A veces está faltando más riesgo, está claro que el cliente marca mucho este tipo de interiorismo, por aquello de "no me quiero cansar", "no quiero equivocarme", " y si luego no me gusta" y otras frases acerca de la funcionalidad, practicidad y sobre todo la limpieza, mascotas, etc.

Todo esto me hace reflexionar sobre el trabajo de un interiorista cuando veo una casa particular en la que todo lo que es corrección pasa al otro plano: creatividad, juego, personalidad, único, diferente, vívido...

Es el caso de la vivienda del actor David Harbour y su esposa Lily Allen publicada en AD y que está llena de sorpresas.



Es una casa que rezuma teatralidad, magia, juegos de color, texturas y combinaciones imposibles que no dejan indiferente.

Ayudados por el reconocido interiorista Billy Cotton y el arquitecto Ben Bischoff convirtieron una majestuosa casa de piedra rojiza de estilo italiano de finales del siglo XIX, situada en el barrio de Carroll Gardens, en Brooklyn. "La fachada estaba muy deteriorada y el interior se sentía demasiado habitado", recordó Bischoff sobre el estado de la casa. “Tras derrumbar décadas de renovaciones y muchos paneles de imitación madera encontramos una cantidad sorprendente de molduras y puertas originales, lo que nos dio un buen punto de partida para replantear la arquitectura". David y Lily no estaban interesados en el formalismo, especialmente por su enfoque en los hijos. Ellos querían conservar los detalles y el carácter de la vivienda, pero también querían habitarla de manera relajada y familiar".




La cocina, situada en el corazón de la vivienda, es como estar en una casa de estilo campestre inglés con un toque elegante a la vez (el chandelier de cristal maravilloso). Se lo que estás pensando querido lector, no es práctico, la grasa... ¿ y qué?, hay tantas cosas que no son prácticas y las asumimos...

Las cortinitas y tapicerías de vichy no pueden ser más ideales, así como los azulejos realizados artesanalmente o la zona de comedor al lado de las ventanas, ¡y qué ventanas!

Que sí! que la moqueta del baño además de que es excesiva no es funcional...pero justamente aquí, el "más es más" es lo que lo hace diferente del resto.

Lo que más me ha gustado es ese "jardín de las delicias" con ese mural que recorre todos los muros de la estancia, así como el color verde de las carpinterías y techo. Sublime para unos y un horror hortera para otros...así es la vida. A sus dueños les encanta que es lo que importa.

Las piezas vintage y otras antigüedades terminan de dar al espacio esa apariencia de que siempre ha estado ahí, como si la tía abuela de turno les hubiera cedido su casa...pero no es así. Se han creado estos espacios de cero con tapicerías y papeles de https://www.pierrefrey.com/en/ y



En conclusión y como su dueño indica, esto fue una locura, pero es nuestra casa y queremos que sea funcional para nosotros. Esto hace referencia sobre todo al hecho de que se ha priorizado el uso del baño principal con la disposición de éste en la fachada, con ventanas y chimenea, dejando en un segundo plano la cama con dos puertas que acceden a los vestidores de cada uno. Sin duda algo inesperado y que si lo pensamos bien no es tan descabellado. Hagan sus conclusiones, pero a mi esta casa me entusiasma, me hace pensar que hay otro tipo de interiorismo menos "conjuntadito" y de tendencia, en el que todo está más abierto a la diversión, como si se tratara de una escenografía para una película. Hay que divertirse más, añadir capas y no dejarse llevar por el "qué dirán". A los clientes como esta pareja bien poco les debe importar lo que piense la gente.



Os dejo el vídeo del tour para que te deleites de lo bonita, o fea, que es esta casa. Pincha el enlace.



Nos encantaría ver vuestros comentarios.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page